La historia de Tere

María Teresa Medina tiene 41 años, y le detectaron diabetes tipo 1 desde que tenía 6 años. Desde ese entonces ha necesitado inyectarse insulina diariamente y a veces hasta 3 veces en el día.

No quisiera hacer cuentas de cuanta cantidad de piquetazos ha tenido que pasar para checar su nivel de azúcar en la sangre, tampoco me quiero poner a contar la cantidad de días que ha pasado en clínicas, hospitales, internamientos, laboratorios, etc...

Dentro de lo que cabe ha llevado una vida casi normal, hasta hace un año y medio que ha estado necesitando hacerse diálisis y hasta hemodiálisis para poder sobrellevar su vida luchado con todos los efectos secundarios que generan la diabetes, uno de ellos es el mal funcionamiento de los riñones.

Su hijo único, de 13 años, esta muy preocupado por su mamá. El también ha pasado por tiempos muy difíciles debido al problema de salud ella, como por ejemplo cuando estaba muy chiquito, como de 4 años, y en la calle su mamá se desmayo por un nivel bajo de azúcar en la sangre, eso pasó en pleno centro de la ciudad, el niño de 4 años solito y Tere inconsciente, un hombre llamó por teléfono a mi otra hermana, para avisar que algo le había pasado a Tere, y que El ahí se quedaría a cuidarlos hasta que alguien de la familia llegara, mi otra hermana de inmediato fué a donde estaban, pero nadie de los presentes vió que algún señor se haya acercado a llamar por teléfono... o sea... NADIE vio algún hombre que se haya acercado a cuidar ni a Tere ni a su hijo. Tal vez fue un Ángel, como muchos de los Ángeles que han cuidado de ella a lo largo de estos 35 años de diabética.

Ahora ella necesita un transplante de riñón y necesitamos dinero para cubrir los gastos médicos de la cirugía. Ya está la persona que donará el riñón, ya están los exámenes y laboratorios, solo falta el resultado de una última prueba, esperemos que Tere esté estable para poderle hacer el transplante.

Ojalá que nos puedas ayudar a recaudar fondos para su operación.

Dios les devolverá este favor con miles de bendiciones para ustedes y los suyos.

Esta es una buena oportunidad para ayudar a alguien que realmente lo necesita, toda mi familia ha estado apoyando económicamente en los gastos, pero son muchísimos y necesitamos ayuda.

Dios les bendice siempre.

¡Tu granito de arena es muy importante!

Se produjo un error en este gadget.

Seguidores

No hay entradas.
No hay entradas.